lunes, septiembre 19, 2005

Silencio...

Este no ha sido un buen, ni un mal fin de semana, es más es uno de esos que no sabes como lo pasaste porque los buenos momentos se mezclan con lo malos momentos dejando todo nulo y sin tener algún argumento válido para decir que ha sido bueno o malo...

Quizás no puedo afirmar lo positivo o negativo de este fin de semana, pero si puedo encontrar algo en común durante estos cuatros días... El Silencio...

Silencio... empezó el día viernes con dos horas de viaje hacia la playa, sin tener con quien ni de que conversar, ya habían empezados algunos problemas junto con mi familia, pero no puedo decir que fue un mal día... pq en la mañana es más hasta que los vi... estuve contento como nunca, era como que esperaba este fin de semana para descansar y poder olvidarme de lo que venia en la semana... lo mismo fue devuelta a Santiago dos horas nuevamente sumido en un silencio, pero esta vez fue mucho peor que el anterior... ya que dentro de mi cabeza daban vuelta muchos pensamientos... de que era lo que vendría, de que puedo seguir tolerando lo que pasa en mi casa y de que como puedo actuar de la manera más sabia y sin ser egoísta...

La llegada a mi casa... fue también en silencio... no hubo ningún saludo... me bañe y estuve en silencio a lo largo de la ducha... sali y el silencio sepulcrar seguía en casa... solo se escuchaba la televisión con sus palabras sin intención de acabar con el silencio... mi hermana sale del equipo y me meto un rato a conversar con gente... pero veo que todas estan iguales... y el silencio sigue, es más no puse música, creo que fue casi un acuerdo entre el silencio y yo... que no iba a interrumpirlo a menos que alguien me diera pie... aunque intente romper la promesa y entablar una que otra conversación el silencio fue más astuto y ganó nuevamente quedandome silencio por un rato y yendo a dormir también en silencio...

Hoy domingo para que decirlo... el silencio ha sido peor, ningún saludo, ningún como dormiste, ningún intento de conversación, el silencio seguía ganando... espere la hora del almuerzo para que se rompiera el silencio y paso lo mismo, todos comimos en silencio sin preguntar lo que le pasaba al otro y despúes de salir de la mesa el silencio seguio reinando... Intente entrablar alguna que otra conversación alguien, llame a algunar personas, pero lo mismo lo sonidos del telefono y la no respuesta de la gente hacia que el silencio nuevamente ganara y yo quedara sin poder decir algo...

Dormi un rato en silencio... hubiera seguido durmiendo quizas hasta cuando, pero el frío me despertó, ni siquiera fue la falta de silencio ya que aun sigue... es más solo me cambie de cama y segui durmiendo, esperando que el silencio desapareciera y pudiera levantarme y decir se fue... me preparo once, nuevamente en silencio y me siento en el equipo a escribir en silencio, mientras a mi alrededor el único ruido que escucho es el sonar de las teclas... lo más irónico de este asunto que la casa esta llena de gente, pero también llena de silencio...

Es horrible este silencio, quizás es mi castigo... mucha gente me ha criticado siempre eso que hablo mucho... y quizás debería hacer efectivo mi castigo y vivir durante un tiempo en el silencio... no creo que pueda hacerlo efectivamente, pero intentaré estar en silencio hasta que todo vuelva a ser como era, por lo menos aca en mi "hogar"...

Mientras tanto... seguire en SILENCIO

2 comentarios:

chamz dijo...

el silencio suele ser pecado de muchos, pero en tu caso, es un don...incontrolable, pero don al fin y al cabo.

tomalo asi, es mejor.

y si, mi pecado es la soledad, pero es involuntaria, o sea, divina.

chamz dijo...

ademas, aunque mi peso sea la soledad, suele no melestarme: solo cuando la noto.



...como ahora.