lunes, agosto 15, 2005

Ahora...

Que increíble como puedo cambiar de ánimo de un momento a otro... Hace un momento estaba bien... reía webeaba, pero ahora es increíble la pena que llevo dentro de mi... como explicarla, ni yo lo sé... son sentimientos que me bajan de repente... Abro ventanas de MSN para poder decirlo a alguien, pero como siempre hago lo mismo, escucho los problemas o temas de los otros y cuando viene la pregunto “y tu”, solo me limito a mentir y decir “todo esta bien”.

En este mismo instante... tengo dos ventanas de conversación abiertas, hablando de cosas de la vida... mientras yo intento arreglarles un poco el día o tratar de ayudarles en algo, siento de uno la indiferencia que lo caracteriza y de otra la simpleza y encanto que la envuelve, y yo me sigo pudriendo por dentro guardando todos estos sentimiento que me tienen mal y que no lo puedo liberar...

La música de Serrano emana a través de los parlante que sinceramente, llegan a ser uno de los pocos que me hablan, y aunque siempre me dicen lo mismo cada vez saco un nuevo mensaje que me hace sentir bien... mentira... no me hacen sentir bien del todo, sino que calman la necesidad que tengo de que alguien me hable y me de soluciones a mis problemas, a mis atados, a mis crisis existenciales... No es que este aburrido de escuchar a los demás, sino que al contrario eso me proporciona una cuota de seguridad en mi al saber que gente confía en mi, pero también siento el deseo de que aquella misma gente pueda ayudarme... darme un consejo... por erróneo que yo lo considere, pero que me ayude a saber que estoy siendo escuchado y que realmente importo...

Todas las luces están apagadas y yo trato de no emitir mucho ruido, mi madre y hermana están durmiendo, las ventanas de MSN ya no parpadean las reviso para inventar alguna conversación con aquellas personas, pero ya no están me dejaron solo nuevamente sin si quiera despedirse de mi... quizás eso va a pasar conmigo: que toda la gente a la cual yo estimo, quiero, admiro y respeto, me dejen y no se despidan de mi...

Solo unas lágrimas de tristeza incierta caen por mi mejilla, sin saber el porqué de este dolor que llevo tan palpitante dentro de mi... que me faltara, de que no me daré cuenta, que necesitaré para llenar este vacío incierto... solo sé que aquellos pequeños parlante que hablan y hablan me dan muchas respuestas a mis inquietudes, a mi problemas y me dan más fuerzas para poder seguir estando presente y no defraudando a quienes quiero y también dándome las fuerzas para poder resistir otro momento como este que puede llegar en cualquier momento...

Ahora estoy presente en frente mi típica disyuntiva con este texto lo publico o no? ... a veces me siento patético haciendo estas cosas, pero con esto me desahogo, siempre recordare la frase: “y publican su vida en internet” y ahora respondo, claro que lo hago, no me da vergüenza hacerlo, es más me llena de más fuerzas para seguir superando otros problemas y saber que hay alguien que me esta leyendo y cuestionándose mi situación y eso me sigue dando aliento...

Ahora iré a dormir para mañana despertar riéndome y haber olvidado esta noche...

3 comentarios:

chamz dijo...

saco algo si te digo...no, digate lo q te diga, no saco nada...lo siento, falle.

El Trovador Frustrado dijo...

es cierto que son muy pocas personas las que no me "han fallado", y creeme que tu independiente de cualquier "atado" que haya existido entre nosotros... Siento que "aún" no me fallas...

chamz dijo...

"aún"
mmmmmmmm...